Spartakusbund.net [ pablohijar.es ]

Blog de Pablo Hijar, concejal por la candidatura de unidad popular Zaragoza en Común

En defensa de Nacho Martínez. Blanquear el fascismo, no es una opción

Ayer pude ver publicado un comunicado -firmado por la secciones sindicales de CCOO, UGT, CSIF, OSTA, CGT, CSL y STAZ- en las que pedían una rectificación a Nacho Martínez -técnico eventual de la Concejalía de Vivienda y Deporte-. El motivo: llamar “fascista” a un “fascista”, en concreto por decírselo a un delegado sindical de OSTA antes de celebrar una reunión con representantes de la plantilla del Servicio de Instalaciones Deportivas. Con anterioridad, OSTA fue más lejos y (el 26 de septiembre) publicó un comunicado en el que nos solicitaba -al Alcalde y a mi mismo- “…se tomen las medidas oportunas, en concreto, su cese, con respecto a esta persona (Nacho Martínez), en caso que no exista una rectificación pública del mismo.”. La interpelación directa, el contenido, así como el alcance público de los comunicados me obliga lógicamente a responder -igualmente- de forma pública.

En lo que a mí respecta voy a ser claro: Nacho Martínez tiene toda mi confianza y está realizando un gran trabajo, sobre todo volcado en la delegación de deportes. También he mostrado mi admiración en muchas ocasiones por la plantilla del Servicio de Instalaciones Deportivas, lo seguiré haciendo. Así como lo hago con los compañeros de las contratas. Ahora bien, lo demostrado por quienes han decidido la estampación del sello sindical en ese comunicado -en especial por las secciones de los sindicatos de clase: CC.OO., UGT y CGT- no se corresponde con mi visión de la gente más comprometida y combativa del servicio, que es mucha y gran parte de la misma está representada por dichos sindicatos. Aún menos entendible me resulta la actuación de OSTA -que yo tengo por un sindicato aragonesista de izquierdas (1)-. Después de estos acontecimientos dicha organización -creo- tiene la oportunidad para reflexionar sobre cómo elementos fascistas (que actúan contra los principios del sindicato) se cuelan en sus listas y secciones sindicales. En una organización que entiendo progresista esa podría ser una tarea prioritaria, unida al cese del blanqueamiento de la actividad fascista de uno de sus representante sindicales. Espero estar de acuerdo con todos vosotros -o al menos con la gran mayoría- en que esas son tareas anteriores a la petición de cese de Nacho para cualquier organización de clase.

De otros sindicatos corporativos no nos extrañaría esta posición, contamos con que siempre existirá gente con ideas distintas -incluso radicalmente contrarias a las nuestras-. Defendemos el derecho a organización, reunión y manifestación sin excusas, y asumimos que cada cual se organiza donde prefiere… Por ello me dirijo a los sindicatos de clase o de izquierdas, herederos de la tradición antifascista del movimiento obrero y que desarrollan su actividad en un momento de recuperación de la memoria histórica… No lo esperábamos. Es más, quiero pensar que es un error momentáneo, producto -estoy seguro- de la presión corporativa. No tengo ninguna duda del compromiso de dichas secciones sindicales para combatir los prejuicios fascistas y racistas en el movimiento obrero y en la sociedad. No soy un ingenuo por pensar así, soy un simple revolucionario y por tanto necesariamente optimista. Mantengo mi confianza en la capacidad de la humanidad para emanciparse de este sistema pútrido y creo que las organizaciones sindicales forman parte necesaria de este proceso histórico. El pesimismo es reaccionario, siempre termina en la aceptación de buena parte de los prejuicios (étnicos, nacionales, religiosos…) que enfrentan entre sí a los trabajadores y las clases populares, allanando la dominación social de la minoría privilegiada. ¡Que más quieren los de siempre!

Siguiendo con lo ocurrido. La militancia ultraderechista de Rubén Pizarro, salta a la palestra cuando sale -en redes sociales- fotografiándose junto a otro ultra zaragozano en una manifestación abiertamente fascista en Barcelona. Aunque la sección sindical de OSTA se refiera a la misma en estos términos inaceptables (intentando blanquearla): “Estas manifestaciones del asesor Nacho Martínez, pensamos que las realizó por la presencia, a título personal, de Rubén Pizarro en una manifestación en defensa del marco constitucional actualmente vigente en el Estado español, realizada hace unos días en Barcelona.” ¿En defensa del marco constitucional? ¿Seguro? ¿Se han informado bien? La manifestación de referencia tuvo lugar el 9 de septiembre en Barcelona y fue para pedir la libertad del militante fascista Raúl Macià. El sujeto con el que Rubén se solidarizaba parece todo un angelito: cumple 7 años por tráfico de drogas y robo con arma de fuego, se encontraba en tercer grado que le fue anulado por participar en una agresión fascista contra un grupo de independentistas que trataban de sacar una estelada en Manresa. La agresión se saldó con siete heridos. Según las informaciones es la tercera vez que le es retirado el tercer grado y las tres veces por motivos ideológicos. ¿Esto es “defender el marco constitucional”?

Llamar fascista a un fascista ¿es injuriarlo? A mi no me lo parece. Nosotros somos socialistas, comunistas, revolucionarios, rojos, marxistas, bolcheviques, chavistas… Como se quiera. Y no tenemos problema en que así se nos reconozca. Tampoco a un liberal le ofende que le llamen liberal, y lo mismo con un conservador. El problema es que los fascistas patrios saben que sus ideas son rechazadas de forma muy mayoritaria -en especial en los movimientos sociales y sindicales- y gran parte de sus esfuerzos consisten en blanquearlas. Y claro no les gusta que sea pública su militancia, o no demasiado, o no siempre.

Pero este no es el caso, o como decía no siempre. Además de su participación en la manifestación antes referida, hecha pública mediante fotos que fueron compartidas en redes sociales… Dicho delegado sindical -en las últimas elecciones generales de 2016- concurrió como suplente (2) en las listas del Movimiento Aragonés Social (MAS). Un pequeño grupo ultraderechista que entre otros méritos tiene la concentración ultra frente al Siglo XXI en un acto de Unidos Podemos del pasado año en el que la Presidenta de las Cortes de Aragón recibió un botellazo (por suerte de una botella vacía). La última entrada del MAS en facebook es para anunciar su adhesión “a la Declaración de las más de 800 firmas de militares exigiendo respeto por el desagravio del actual Gobierno de España hacia la figura de Francisco Franco como soldado español.” (3)

Sobra decir que los propios comunicados de la representación sindical ya traslucen -en parte- la ideología, así como revelan la identidad del representante sindical. Algo que estoy seguro hubieran podido evitar, aunque supongo que ambos comunicados tendrán el visto bueno del representante sindical.

Debería de sobrar -igualmente-, explicar que comprendemos que todo el mundo tiene derecho a pensar como quiera. No tenemos ninguna duda al respecto. Incluso las personas tenemos derecho a ocultarlo. También a organizarnos sindicalmente como queramos. Y cada sindicato debe de tener libertad en su acción sindical. Faltaría más. Pero, cuando se ampara la petición de ambos comunicados “de rectificación o de cese” en un presunto “ataque sindical”, no puedo hacer otra cosa que sonreírme. Además la conversación entre ambos ni fue agresiva, ni existió amenaza alguna, ni aún menos acción alguna que impidiera la actuación sindical. OSTA nos merece todo el respeto y sus representantes tienen todo su derecho a ejercer la representación sindical como estimen oportuno -y para mi quedan incluidos aquí los sindicatos que como la CNT no participan en Comités-. Ninguna organización sindical tiene cerrada la puerta de la Concejalía -así como del Gobierno en su conjunto-; y el contacto es habitual con casi todas ellas (también de las contratas) con independencia de sus posiciones sindicales e ideológicas. Pero dicho esto, será responsabilidad de OSTA -no nuestra- la elección de quienes son sus representantes en el Ayuntamiento de Zaragoza. Lo ocurrido nada tiene que ver con vulneración alguna de la libertad sindical, tiene que ver con aceptar (o no aceptar) ideas fascistas en las organizaciones sindicales de clase y de izquierdas. Y no se nos puede pedir que colaboremos en blanquear el fascismo, es pedir un imposible. Sobre todo, sí antes no renunciamos a nuestras ideas cimentadas en la experiencia colectiva.

Reitero mi confianza en Nacho Martínez. Y lo hago desde la confianza que se labra entre quiénes luchamos honradamente por transformar la sociedad. Antes decía que soy optimista. Confío en que el sindicalismo de clase no perderá -de un plumazo- las mejores tradiciones de lucha frente al corporativismo y el amarillismo. Sobran ejemplos de organizaciones sindicales, secciones o sindicalistas que son un auténtico referente para todos y para todas. A nosotros no nos ofende que nos llamen comunistas o rojos.

 

(1) Preámbulo estatutos… OSTA “Desde su vinculación con cuantos lucharon por defender los derechos de la clase obrera, OSTA quiere dar respuesta a los problemas de la clase trabajadora aragonesa, defender la personalidad cultural, social y política de nuestra tierra, y avanzar hacia un autogobierno total de Aragón, dentro de un Estado federal avanzado, integrado en la Unión Europea.”

(2) Página del Ministerio del Interior (Elecciones Generales 26J)
http://elecciones.mir.es/generales2016/ga/formaciones-politicas/candidaturas-presentadas/senado/zaragoza.htm

(3) Entrada reciente en la página de Facebook del Movimiento Aragonés Social

 

próximo Publicación

Atrás Publicación

© 2018 Spartakusbund.net [ pablohijar.es ]

Tema de Anders Norén